¿Cómo promover la transparencia y evitar la corrupción en el proceso de recuperación tras un desastre natural? Recomendaciones para el manejo de ayudas humanitarias

Pueden llegar de repente, sin aviso alguno. Las catástrofes naturales a veces avisan, a veces no. Pero en cuestión de horas cambian radicalmente el panorama de necesidades, el paisaje, todo el ecosistema social y económico de un país. Así nos ocurrió en Puerto Rico tras el paso del Huracán María. Las necesidades, que ya eran abundantes, ahora son extremas y, con el pasar de los días, siguen creciendo.

En tiempos post-desastres también crecen las ayudas humanitarias que se envían desde la diáspora, organizaciones, ciudadanía, fundaciones, empresas privadas y gobiernos de otros países. De esas ayudas depende la recuperación de personas, hogares, familias, pueblos completos y, por supuesto, del País.

La transparencia en el manejo de la ayuda humanitaria es central para que la repartición de las cooperaciones sea justa y efectiva. En todo momento, tienen que haber mecanismos abiertos y efectivos para que la ciudadanía exija cuentas a los gobiernos y a las organizaciones no gubernamentales, y que permitan a los donantes monitorear a dónde va la ayuda y cómo se canaliza.

El éxito de la ayuda humanitaria depende de un sistema robusto de rendición de cuentas y transparencia. Por eso, en un escenario en el que dependemos de la cooperación de otros para reponernos, en Espacios Abiertos ofrecemos 8 recomendaciones1 tomadas de Transparency International para procurar la transparencia y la rendición de cuentas en el manejo de ayudas humanitarias.

1. Cree una política de transparencia y publíquela.

– Ofrezca pautas claras sobre qué tipo de información debe hacerse pública para que los actores interesados puedan evaluar fácilmente el impacto de su trabajo.

– Todas las partes interesadas deben comprometerse a mantener una contabilidad adecuada y proveer información sobre los programas, el flujo de la ayuda y los gastos de forma oportuna, transparente, comprensiva y accesible.

2. Publique información accesible, fácil de entender y oportuna sobre todos los aspectos de los programas.

– El Gobierno, sus instituciones y las organizaciones no gubernamentales, deben asegurar que las comunidades afectadas tengan información accesible y comprensible sobre los procesos de recuperación y reconstrucción, así como de los beneficios de compensación a los que tienen derecho.

– La transparencia debe incluir la publicación oportuna de los detalles de los programas: las políticas y presupuestos, los criterios de asignación de recursos y designación de beneficiarios, los detalles de implementación, información para la evaluación de necesidades y las ubicaciones de los programas, por ejemplo, son información oportuna.

– Desarrolle lenguajes y formatos simples, fáciles de usar, que se adapten al contexto local (incluidas las personas analfabetas), y utilice los medios locales y las estructuras de la comunidad para difundir la información pertinente.

3. Crear un sistema de toma de decisiones participativas.

La participación activa de las comunidades afectadas en las decisiones sobre recuperación y reconstrucción debe ser prioritaria en las estrategias de ayuda humanitaria.

En particular:

– Las comunidades deben envolverse desde el inicio de los esfuerzos de recuperación a través del diseño, implantación y evaluación de actividades de reconstrucción a largo plazo. Esto asegura un mayor sentido de pertenencia sobre los planes y aumentan su probabilidad de éxito.

– Las decisiones deben tomarse a nivel local para facilitar mayor rendición de cuentas a las comunidades afectadas.

– Debe asegurarse representación multisectorial en las juntas de instituciones claves como, por ejemplo, fondos fiduciarios para la recuperación luego de desastres.

– Se debe utilizar la capacidad y el peritaje de las comunidades afectadas, así como las tecnologías y materiales locales, para reducir los costos, asegurar soluciones apropiadas y asistir en la recuperación económica.

– Las instituciones y organismos públicos o privados deben esforzarse por rendir cuentas a los beneficiarios de la asistencia de reconstrucción, como por ejemplo, llevando a cabo encuestas regulares de satisfacción a las comunidades.

– Se deben implementar estrategias de información que cumplan con los estándares de acceso a la información. Publicar listas de ayuda humanitaria en un portal web no es suficiente, especialmente cuando el acceso a computadoras y al Internet es limitado en las áreas afectadas.

4. Crear un sistema nacional de monitoreo o seguimiento.

Es vital implantar sistemas robustos de contabilidad y supervisión.

Específicamente:

– Un sistema nacional de monitoreo o seguimiento que contenga toda la información sobre las partes interesadas para contribuir en la coordinación, monitoreo y administración de los esfuerzos de reconstrucción.

– El sistema debe revelar el mecanismo de financiamiento, preferiblemente en formato de presupuesto, y la contribución de los diversos donantes para el desastre.

– Debe consultarse a las comunidades afectadas sobre el tipo de información que requieren y la forma en que desean recibirla.

– El sistema puede implantarse mediante la creación de bases de datos que contengan información sobre la ayuda brindada por los donantes. Las bases de datos permiten enlazar las estrategias de reconstrucción y permitir que las partes interesadas puedan monitorear el desembolso por sectores, asuntos de equidad y cualquier disparidad entre necesidades y fondos, así como el rol de las políticas nacionales en los planes de reconstrucción.

– El sistema también debe incurrir en auditorías externas por firmas reconocidas de contabilidad.

5. Asegurar la transparencia y monitoreo en los procesos de contratación.

La falta de transparencia en la contratación puede resultar en corrupción. El monitoreo y la evaluación independiente son claves para asegurar la implementación transparente de los programas de recuperación y reconstrucción y que los recursos no se desvíen de su propósito, que es ayudar a las personas vulnerables.

En particular:

– Los procesos de contratación que utilicen los fondos de reconstrucción deben estar sujetos a las leyes y reglamentos de contratación pública.

– Las auditorías durante la reconstrucción pueden provocar reducciones sustanciales en los gastos de proyectos.

– Controles internos y auditorías externas efectivas (incluyendo auditorías de campo en tiempo real) deben complementarse con enfoques comunitarios como, por ejemplo, auditorías ciudadanas que refuercen la rendición de cuentas hacia las personas afectadas.

– La adjudicación de contratos es vulnerable a la corrupción en tiempos de crisis humanitaria, por lo que se deben implantar mecanismos apropiados para lidiar con variaciones y cambios de órdenes al contrato original. Algunos de esos mecanismos pueden ser: pactos de integridad, licitadores y criterios de evaluación abiertos al público, planes maestros con tiempo determinado y requisitos de construcción, entre otros.

6. Diseñar procedimientos efectivos de denuncias.

Es sumamente importante asegurar mecanismos apropiados para recibir denuncias sobre abuso, investigar casos de corrupción y hacer cumplir las medidas anti-corrupción. Se deben diseñar procedimientos de denuncias, incluyendo canales de denuncia de corrupción y protección a delatores de información (whistleblowers) y testigos que sean accesibles durante el periodo de recuperación y reconstrucción.

Específicamente:

– Los procedimientos de denuncias deben cubrir a los empleados del sector público y privado, los medios de comunicación y al público en general. Las instituciones, tales como el Ombudsman a nivel local, deben estar disponibles para lograr remedios efectivos por agravios.

– Se debe poner a la disposición del público un número de teléfono libre de costo para permitir el registro y manejo efectivo de querellas.

– Se deben establecer buzones accesibles de denuncias ciudadanas.

– Deben asignarse suficientes recursos para que las instituciones que procesan estas denuncias puedan darles seguimiento.

– Es importante llevar a cabo talleres o campañas educativas de concienciación sobre el fraude.

7. Apoyar el rol de los medios de comunicación para proveer información y actuar como "watchdogs" de los esfuerzos de recuperación y reconstrucción.

Se debe definir una estrategia de comunicación proactiva para medios locales. Designe a un miembro del personal para que actúe como enlace con los medios. Invite a los periodistas a que cubran su programa, asuman un rol de vigilancia y le informen si sospechan la existencia de corrupción.

– Desarrolle una estrategia para manejar las acusaciones de los medios sobre escándalos de corrupción. Si detecta corrupción en su organismo, realice una declaración pública antes de que las noticias salgan a la luz, y detalle exactamente cuáles fueron los hechos y cómo se está abordando el problema.

8. Asegúrese de que el personal sea receptivo a las perspectivas de los beneficiarios y tenga empatía en relación a su situación y necesidades.

El personal de agencias públicas y organizaciones no gubernamentales debe tratar a los beneficiarios con respeto y dar prioridad a sus intereses. Incentive las habilidades sociales de escuchar, respetar las normas sociales y culturales y tratar a cada persona con la atención y el respeto a su dignidad que merece.

– Asegúrese de comprender las estructuras de poder que rigen en la comunidad y sus grupos familiares.

– Es importante conocer y respetar la cultura del lugar y, en la medida de lo posible, participar de su vida en comunidad.

 


1Las recomendaciones se tomaron, editaron y adaptaron a partir de varios documentos públicos de Transparency International como son: http://www.transparency.org.pk/documents/Transparent%20Use%20of%20Earthquake%20Reconstruction%20Funds%20Workshop%20Report.pdf

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

¿Qué es EA?

Espacios Abiertos es una organización que busca fortalecer la capacidad de las personas, las organizaciones y las comunidades para actuar eficazmente en el marco político, social e institucional.

Contáctanos

PO Box 9024270
Viejo San Juan, PR 00902 info@espaciosabiertos.org
Share This