Las lecciones de Detroit

Las lecciones de Detroit

Balancear la chequera gubernamental no resolverá una crisis económica como la de Puerto Rico. Esa fue una de las primeras lecciones que aprendimos un grupo de organizaciones que visitamos Detroit durante el mes de septiembre 2016 para conocer la experiencia de esa ciudad ante la quiebra financiera.

Las organizaciones participantes del Puerto Rico Debt Crisis Convening: Detroit Learning Exchange fueron: Amnistía Internacional-Sección de Puerto Rico, Beta-Local, Boys and Girls Club de Puerto Rico, el Centro para una Nueva Economía, el Comité Diálogo Ambiental, Inc., Espacios Abiertos y el diario digital Sin Comillas.

Durante dos días, conversamos con decenas de líderes, funcionarios, organizaciones y comunidades que asumieron roles diversos en torno a la quiebra de la ciudad. Cada uno aportó diversas perspectivas sobre sus causas, soluciones, aciertos y errores. Lo que sigue es un breve resumen de algunas de las lecciones aprendidas.

Detroit y Puerto Rico son lugares distintos, pero se parecen. Si bien el contexto y las condiciones de cada lugar varían se pueden identificar muchas lecciones de Detroit que emanan de su crisis fiscal y socioeconómica.

En marzo de 2013, el gobernador de Michigan declaró un estado de emergencia en Detroit y le impuso el Local Financial Stability and Choice Act, (Act No. 436, Public Acts of 2012, MCL §§ 141.1541 et seq), que sirvió para imponer un administrador de emergencia.

El administrador (o Emergency Manager), con un rol muy parecido al de la Junta en Puerto Rico, avanzó una agenda de austeridad, redujo el tamaño del Gobierno, privatizó activos públicos, canceló contratos de empleos y declaró la ciudad en bancarrota.

El período de crisis sirvió para avanzar dos discursos principales. Uno se centra en que hay que hacer lo necesario para “cuadrar la chequera”, principalmente realizando ajustes fiscales e implantando medidas de austeridad. A grandes rasgos, esta visión favorece un gobierno pequeño y la privatización de activos públicos. Típicamente, también excluye de su análisis y cálculos la dimensión política y los contextos sociales y estructurales del lugar.

Del otro lado, se piensa que la crisis no se puede resolver si solo se toman en cuenta cifras presupuestarias y aspectos financieros, a expensas de los costos humanos que inevitablemente se registran con cada ajuste. Los que avanzan este discurso suelen abogar por un sector público robusto que sirva a la ciudadanía, asegure sus derechos y necesidades esenciales y promueva un desarrollo equitativo, enfocado en el bienestar de la gente.

Aunque la ciudad de Detroit logró reestructurar parte de la deuda acumulada y se elaboró un plan para atender el problema de las pensiones, no se llevaron a cabo las reformas estructurales y operacionales necesarias para que la ciudad y los residentes prosperaran. Al limitarse exclusivamente a la reestructuración financiera y no abordar las deficiencias estructurales, se atendió la fiebre, pero no se identificó un remedio para la enfermedad.

Lecciones y recomendaciones

  • ¿Quién decide? ¿Quién se beneficia? ¿Quién se perjudica? ¿Quién paga? Estas tres preguntas deben contestarse al analizar las decisiones y acciones que tome la Junta de Supervisión Fiscal en Puerto Rico. Este ejercicio nos ayudará a determinar cuál es el “nuevo” Puerto Rico que ellos tienen en mente y si es cónsono con el país que nosotros queremos.
  • La importancia de las definiciones. Ni la ley del Emergency Manager en Detroit ni la ley PROMESA definen el término “servicios esenciales” (ni muchos otros). Según la experiencia en Michigan, la definición de servicios esenciales responde a los intereses particulares de ciertos grupos. En nuestro caso, la definición de este término clave reflejará los intereses e ideologías de los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal.
  • Venta de activos. En Detroit se propuso vender algunos activos de la ciudad, como las obras de arte del Detroit Institute of Arts, la isla-parque de Belle Isle y la plaza de mercado Eastern Market para “resolver la crisis”. Las obras de arte se preservaron luego de un acuerdo en el que fundaciones de EE.UU. aportaron recursos para atender parte del problema de las pensiones. Los residentes de Detroit nos recalcaron: “protejan todo lo que tenga valor en su país porque eso es lo que tratarán de vender”.
  • Reformas necesarias. Para verdaderamente atender la crisis, será necesario promover reformas estructurales y operacionales que ayuden a crecer la economía de una manera sustentable y redunden en mayor eficiencia y rendición de cuentas. Los ajustes fiscales no son suficientes.
  • Privatización de servicios y medidas de austeridad. La privatización de servicios o transferencia de activos a manos privadas fue una medicina amarga que se le recetó a Detroit. No obstante, la supuesta cura tuvo consecuencias fatales en muchos casos. Los ejemplos más claros: Detroit Public Schools y la crisis del agua en Detroit y la tragedia de la ciudad de Flint. Sobre este último ejemplo, el cambio de la fuente de agua al río Flint para recortar gastos operacionales, causó el envenenamiento de los residentes de esa ciudad.
  • Desigualdad. Las políticas adoptadas por el Emergency Manager en Detroit tuvieron como resultado profundizar la desigualdad social. Los precios de las propiedades en áreas de la Ciudad son ahora inasequibles para la mayoría de la población, los empleos prometidos nunca llegaron y los residentes pobres han sido los más afectados (ej. La conversión del Griswold Building Senior Apartments en residencias para la élite de altos ingresos).
  • Alianzas y análisis. Para poder combatir algunas de las fuerzas poderosas que quieren aprovecharse de la crisis, es necesario ofrecer datos y realizar estudios que sirvan para sustentar denuncias y propuestas. Para esto es importante entablar y fortalecer alianzas con las comunidades, la academia y organizaciones no-gubernamentales en Puerto Rico y otras jurisdicciones. Además, los datos e investigaciones deben ser empleados estratégicamente para que diversas entidades locales, internacionales y gubernamentales nos presten atención.
  • El rol de los medios de comunicación. En Detroit, la narrativa predominante avanzaba la idea de que los residentes eran incapaces de resolver la crisis fiscal, por lo que la quiebra era inevitable y necesaria. Este discurso sirvió para responsabilizar, en gran parte, a las uniones de empleados públicos y sus pensionados. En Puerto Rico, se está armando una narrativa similar. Ante esto, se deben amplificar otras voces que logren contrarrestar la narrativa predominante. Especialmente se les debe prestar atención a aquellas voces que apuntan hacia las causas estructurales de la crisis, y a las que identifican reformas necesarias en el ámbito económico y social que logren avanzar mayores oportunidades para los más vulnerables.

 

Referencias:

Informe de la visita a DetroitReflexiones iniciales sobre Detroit

Sobre la crisis fiscal de Detroit:

Hammer, Peter J. Letter to Judge Rhodes: An Evaluation of the “Expert Report of Martha E.M. Kopacz Regarding the Feasibility of the City of Detroit Plan of Adjustment”. The Journal of Law in Society. Volume 17, Fall 2015, Number 1.

Hammer, Peter J. Race, Regionalism and Reconciliation. Progressive Planning. No. 205, Fall 2015.

The Detroit News. Group: Data points to ‘disinvestment’ in Mich. cities. March 21, 2016.

Sobre el Emergency Manager del sistema de escuelas públicas en Detroit:

Loveland Technologies. A SCHOOL DISTRICT IN CRISIS: Detroit’s Public Schools 1842-2015.

482 Forward. Our Kids, Our Schools, Our Voice (video). March 20, 2015.

Sobre la tragedia de la ciudad de Flint, Michigan:

Flint Water Advisory Task Force Final Report. March 2016.

New York Times. “What went wrong in Flint“. March 3, 2016.

New York Times. “Events That Led to Flint’s Water Crisis”. January 21, 2016

Sobre la crisis del agua en Detroit:

We the People of Detroit Community Research Collective. “Mapping the Water Crisis: The Dismantling of American Neighborhoods in Detroit”. Vol. 1. 2016.

¿Qué es EA?

Espacios Abiertos es una organización que busca fortalecer la capacidad de las personas, las organizaciones y las comunidades para actuar eficazmente en el marco político, social e institucional.

Contáctanos

PO Box 9024270
Viejo San Juan, PR 00902 info@espaciosabiertos.org
Share This